Pornografía, entre gustos y adicciones

 Hoy quiero comenzar compartiendo contigo una de las variantes más comunes y vendibles de la Industria Del Sexo.  La pornografía.

 Lo primero que quiero decir acerca de esta variante es que, nos conecta muchísimo con sensaciones eróticas, la imaginación, y la excitación fisiológica que experimentamos gracias a  esas imágenes movimientos y cuerpos sexualmente activos.  No es un secreto que nuestro cerebro se la lleva bien con el sexo, le gusta le atrae resuena y se identifica fácilmente con diversas imágenes eróticas sensuales y sexualmente explícitas.  La vista y el oído son sólo unos de los sentidos y los más comunes involucrados en la experiencia sexual.

 Conectamos fácilmente y, en consecuencia, sentimos como nuestro cuerpo inicia todo el proceso de activación de la función sexual.  Como parte de la variante que disponemos para conectar y disfrutar nuestro sexo, la pornografía, es una de las más potentes dada su carga erótica visual auditiva.

 Pero antes de avanzar en lo que pudiera transformarse en una adicción quiero dejar claro que, la pornografía es el Disney de los adultos.  Muchas de las cosas que observamos  en ella Como, por ejemplo, el tiempo de funcionamiento, la magnitud y grosor de los órganos sexuales, la disposición para ser penetrada o penetrado de una manera tan fácil y sin lubricación, en muchos casos, sin protección o método de Barrera, en otros, sólo muestran una fantasía de lo que realmente es la vida y diversidad sexual humana.

 Mi intención aquí no es criticar o denigrar este medio para la estimulación sexual, pero sí es importante lo que quiero resaltar y es el choque tremendo que podemos tener al creer que lo que aprendimos en la pornografía lo vamos a conseguir en cada nueva experiencia sexual. La Fantasía, decepción, y  falsas expectativas, que hacen que hombres y mujeres rechacen su cuerpo, su sexo o su respuesta sexual por no parecerse al ideal vendido en el marketing del sexo pornográfico.

 Si esto no fuese suficiente problema, también se encuentra la adicción, entendida como la necesidad de consumir frecuentemente y en grandes cantidades, este tipo de método para la activación de la función sexual. 

 Tan así y tan grave es el problema que luego la persona no concibe funcionar sino es a través de este inductor externo y sólo se activa y da una respuesta sexual satisfactoria cuando está bajo la influencia de este método.  Entonces lo que puede ser parte de la variante, es decir, un elemento más que se incluye dentro del repertorio de recursos de los que podemos disfrutar para activar nuestra función sexual, se convierte en un padecimiento existencial. 

las personas que consultan por padecer de esta adicción a la pornografía, se sienten incómodas, desean frenarla y necesitarla menos, sin embargo, están condicionadas, hicieron fijación de método visual auditivo y ahora se convirtió en un estimulante exclusivo para el disfrute y el placer sexual.  De allí que pueden tener dificultades para entrar en relaciones de pareja más o menos estables en el tiempo, pues, sí bien de entrada al conocer a alguien es muy común la atracción y, por tanto, la aparición de una respuesta sexual, también es cierto que quien tenga este esta adicción, prontamente recurrirá a este recurso para disfrutar plenamente lo que no logra con la pareja de turno. Situación que evidentemente no es culpa de su pareja sino de la adicción y la fijación que realizó en relación con la pornografía.

 De allí que, mis recomendaciones desde la orientación en sexología consisten en:

Comprender la magnitud de la afección que tienes en relación con la pornografía, en una escala subjetiva del 1 al 10 donde uno es mínimo o no hay problema y 10 es dependencia extrema que genera padecimiento ubicarse en esta escala para hacer conciencia de la necesidad de buscar ayuda.

 Acudir al especialista, personas certificadas, estudiosas científicamente del comportamiento sexual humano para recibir orientación y herramientas hacia la activación o adquisición de otras variantes que sirvan de insumo para la activación de la función sexual.

 Mientras acuda al especialista puedes monitorear  las veces que, durante el día, piensas en consumir este tipo de material. Para ellos sugiero buscar una cabuya y hacer nudos en ella cada vez y cada vez y cada vez que tengas un pensamiento qué te induzca a consumir este material.  Al final del día podrás tener una Clara conciencia del desgaste emocional y energético o de pensamiento qué inviertes en este tipo de inductor externo de la activación de la función sexual.  Esto es recomendable hacerlo Al menos por 15 días, será un gran insumo al momento de asistir al especialista y compartir todas tus inquietudes.

 Lo siguiente que sugiero es, ir incluyendo otros métodos y otros elementos para la activación de la función sexual por ejemplo el tacto y la estimulación de toda la piel, que es el órgano sexual más extenso que tenemos. Aquí lo recomendado es un masaje muy delicado, sutil con algunas cremas o aceites de su preferencia o si esto no le gusta simplemente y masaje.  Al principio puede que no suceda nada y no sientas nada, pero es parte del proceso y progresivamente irá conectando el cuerpo y las zonas erógenas y brindando otro tipo de estimulación.

 También sugiero la técnica de la fantasía sexual, pueden venir muchas imágenes pornográficas de las que ya has visto, sin embargo, es importante que puedas elaborarlas sin mirar, es decir en tu imaginación. 

Puede incluir accesorios sexuales con juguetes sexuales para estimular el cuerpo y los puntos erógenos y con ello experimentar sensaciones diversas y agradables.

 Finalmente, lo más importante de todas es que no creas que una adicción desaparece de la noche a la mañana, tampoco sucede con un chasquido de dedos, se requiere voluntad, esfuerzo, conciencia, y ejecución de tareas cotidianas que el especialista te sugiere adecuado especialmente a tu diagnóstico e historia biográfica, por tanto, Estos son sólo recomendaciones generales, pero no olvides que estamos preparados para atenderte particularmente.

Patricia Fournillier. MsC. Orientación en Sexología. 19-04-2021

Para cita o consulta escríbeme al WhatsApp, un placer brindarte las herramientas adecuadas a tus necesidades.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *