La orientación: Qué es, quiénes la pueden ejercer. Alcances, limitaciones y relación o diferencia con otras profesiones de ayuda.

Índice

  • Introducción
  • Objetivos
  • La Orientación
  • 1. Naturaleza de la orientación desde diversas concepciones teóricas
  • 2. Relación de orientación cognitiva.
  • 3. Relación de orientación psicodinámica
  • 4. Relación de orientación sistémica
  • 5. Relación de orientación humanista-existencial.
  • Orientación de la conducta
  • Orientación en sexología
  • Usuario de orientación
  • La concepción ambientalista: El modelo conductual y Cognitivo conductual.
  • Asesoramiento clínico. Moles, 2011.
  • La asesoría clínica vista desde la Terapia y la Orientación.
  • Terapia sexual
  • Estrategias fundamentales de la terapia sexual:
  • a) Reorganización cognitiva:
  • b) La desensibilización sistemática
  • c) Aproximaciones sucesivas
  • d) Entrenamiento en aserción
  • El proceso de asesoría de la terapia y la orientación.
  • Similitud y diferencias con otras profesiones y sus métodos de ayuda más comunes
  • Métodos que se diferencian de la orientación según cada profesión de ayuda
  • Perfil del profesional del orientador o counseling
  • Actitudes que debe tener presente el asesor frente al asesorado
  • Principios éticos del asesor clínico.
  • Establecimiento de las condiciones facilitadoras del encuentro

Introducción

El artículo que a continuación leerá tiene por intensión aclarar el horizonte en relación con las dudas frecuentes que se presentan con la disciplina de la orientación, particularmente, en los participantes de los programas de posgrados del CIPPSV, en relación con las menciones Orientación de la Conducta y Orientación en Sexología.

Es importante destacar que, el presente documento se realiza bajo la óptica de contribuir con estas áreas de formación sin pretensión de ser un documento que constituya una verdad absoluta ni nada que se le parezca. Tampoco se posiciona por encima de las directrices de cada programa de estudio. De allí que, se presenta una visión general de la orientación como servicio de ayuda profesional para luego centra la mirada en el perfil del egresado de la institución. Haciendo claras distinciones en el perfil tanto del orientador de la conducta como en el de Sexología.

Por tanto, el fin último es dejar un aporte para la consolidación del propósito esencialmente básico profesional de los participantes en dichos programas, adicionalmente, esclarecer las dudas sobre, quiénes pueden ejercer la asesoría clínica en el campo de la orientación, hasta dónde es su alcance, y su diferenciación con otras disciplinas o ciencias de la salud afines como la psicología, la psicopedagogía, la psiquiatría, el coaching, la mentoría, la consejeria, etc.

Para cumplir esta tarea, se precisa de la revisión, definición y diferenciación de términos como: orientación, Counseling, orientación educativa, orientación conductual, orientación cognitiva, y cognitiva conductual, orientación en sexología entre otros; además se precisará el perfil profesional de quienes la pueden ejercer y por último; se presentará diferenciaciones sutiles y marcadas entre las disciplinas que comparten la función de orientación pero, por su perfil o rama del saber, ahonda en otros procesos que no son materia de la orientación. Finalmente, se presentan las referencias electrónicas, bibliográficas e institucionales consultadas.

Objetivo general

Analizar el perfil profesional del egresado en orientación, bajo las menciones orientación de la conducta y orientación en sexología, a fin de que se corrija errores de conceptos, así como la consolidación de la visión y alcance del profesional en los participantes y egresados del CIPPSV.

Objetivos específicos

  • Analizar las diversas definiciones que ofrece los autores en relación con la orientación.
  • Precisar la definición y caracterización de la orientación de la conducta y sexología desde la visión institucional del CIPPSV.
  • Caracterizar el usuario que puede ser atendido por el profesional de ayuda en el campo de la orientación de la conducta y sexología, de aquel que requiere otros especialistas.
  • Establecer los métodos que utiliza la orientación de la conducta y orientación en sexología basados en los fundamentos teóricos de la concepción ambientalista y los enfoques doctrinarios de la escuela de Bianco.
  • señalar las similitudes y diferencias entre la orientación y otras profesiones afines dedicadas al servicio de ayuda en materia de salud mental.
  • Delimitar el perfil del profesional en el campo de la orientación en conducta y sexología, desde la visión institucional del CIPPSV.


Objetivo terminal

El análisis brindará claridad en el perfil profesional del egresado en orientación, bajo las menciones orientación de la conducta y orientación en sexología, a fin de que se corrija errores de concepto, así como la consolidación de la visión y alcance del profesional en los participantes y egresados del CIPPSV.

Orientación

Corey y otros, (citado en Vera; 2003) “Encuentro interpersonal dinámico … es una disciplina humana que respeta la dignidad de las personas y promueve su desarrollo y crecimiento. Atiende las particularidades y sus realidades. Es para fomentar la autonomía” (p. 3)

Corey y otros, (citado en Vera; 2003)

La orientación es un arte y una disciplina de las ciencias humanas. Como arte, la orientación manifiesta un sentido agudo sobre lo estético y lo excelso del ser humano y de sus procesos intrínsecos. Como disciplina, la orientación continuamente crea y desarrolla un conjunto de conocimientos científicos y operacionales sobre la persona y sus procesos humanos. (p. 12)

Para los colaboradores de Wikipedia (2019)

El Counseling es una profesión de ayuda formada por counselors, que tienen como objetivo asistir a personas que atraviesan conflictos, crisis, o que están en la búsqueda de mayor bienestar o integración personal. Literalmente traducido del inglés, el término en español más cercano sería consejero. Otros términos que pueden aplicarse al consultor psicológico son: terapeuta, orientador o facilitador. Entre las áreas de trabajo se encuentran: Adolescentes, Adultos, Pareja y familia, Adicciones, Sexualidad, Educacional, Laboral, Pastoral, Deportiva. Ya que el término surge de un contexto psicológico, es importante entender que un counselor ofrece orientación psicológica a personas en cualquier etapa de su vida el consultor trabaja aspectos sanos de la persona. Es un profesional formado para brindar ayuda psicológica y despliegue de las potencialidades de los individuos. (p. /n)

Colaboradores de Wikipedia (2019)

En la psicología y en las ciencias de la salud, la orientación es una profesión pedagógica que consiste en una relación de ayuda entre un orientador debidamente entrenado y su cliente o paciente. Según la Asociación Estadounidense de Orientación, esta profesión “se distingue de otras disciplinas de salud mental en su historia y en su énfasis”. Otras profesiones de ayuda (helping professions), como la psiquiatría y la psicología clínica, se concentran primariamente en el tratamiento de trastornos emocionales graves. El trabajo social atiende básicamente los aspectos sociales y legales de la asistencia a otras personas. En cambio, la orientación se enfoca en el desarrollo y prevención de problemas mentales severos a través de la educación y el tratamiento a corto plazo. Hace énfasis en el crecimiento al igual que en la remediación. Los orientadores trabajan con personas, grupos, familias y sistemas que experimentan problemas tanto situacionales como de largo plazo. “El énfasis de la orientación sobre el desarrollo, prevención y tratamiento resulta atractivo para quienes buscan transiciones sanas de una a otra etapa del ciclo vital y tener una vida productiva.”

Barreto y otros (citado en Marti-Gil y otros; 2013) el Counseling significa:

Consejo asistido” y “relación de ayuda” son las traducciones más frecuentemente utilizadas, pero la definición de Counseling es algo más compleja, ya que se considera como un “proceso interactivo basado en estrategias comunicativas que ayuda a reflexionar a una persona de forma que pueda llegar a tomar las decisiones que considere adecuadas para sí misma de acuerdo con sus valores e intereses y teniendo en cuenta su estado emocional. (p. s/n)

Marti-Gil y otros; 2013)

El counseling se apoya, fundamentalmente, en el principio bioético de la beneficiencia, apareciendo un cambio de paradigma: de la toma de decisión basada en el paternalismo -donde se impone el mejor criterio del profesional – a un modelo deliberativo y participativo; es decir, no consiste en dirigir, ordenar, moralizar ni juzgar la actitud del consultante, sino en facilitarle todos los elementos necesarios para que pueda corresponsabilizarse, con la ayuda de un profesional, en decisiones que atañen a su problema consultado.

Martínez (2016) El objetivo que persigue el Counseling es aumentar la autonomía de la persona, dotándola de las herramientas que le permitan afrontar de manera adecuada las situaciones difíciles que se puedan presentar.

Las 3 fases del counseling

En todo episodio conflictivo se desarrollan tres fases tal y como explican algunos autores como G. Egan:

Fase 1: Exploración y clarificación de los problemas que se padecen. En esta fase se pretende que la persona comprenda la situación por la que está pasando, se intenta que realice una autoexploración y autoanálisis.

Fase 2: Desarrollo de una nueva comprensión. Visión de nuevas metas y objetivos: se persigue que la persona construya nuevos objetivos, ayudándole a avanzar y proporcionándole a largo plazo más autonomía.

Fase 3: Concebir y ejecutar planes de acción. Avanzar hacia un guión establecido: aplicar estrategias o métodos para desarrollar planes de acción, aprender a valorar los resultados y ayudar a la persona a continuar sin la ayuda del counsellor.

En cada una de las fases se van aplicando técnicas que acompañan la labor del counsellor, entre ellas el mensaje central, la reformulación, parafrasear, preguntas abiertas, reflejo de sentimientos. Así como técnicas de estimulación (compartir información, empatía avanzada, modelaje…) y técnicas de creatividad (Brainstorming, preguntas dirigidas de futuro…)

Alexander, V (s/f)

El Counseling es una profesión de ayuda que apunta desde su saber psicológico a la prevención, atendiendo personas con problemas existenciales, conflictos y crisis vitales. Promueve el bienestar humano y el desarrollo de las potencialidades individuales en cualquier contexto donde se vean involucradas las relaciones interpersonales.

Alexander, V (s/f)

La integración de conocimientos desde la filosofía, la psicología, la educación, la sociología, y la antropología, entre otros, hacen del Counseling una profesión con identidad propia y un plan de formación académica que incluye formación práctica y herramientas que capacitan al profesional (Counselor) para facilitar procesos de ayuda que permitan resolver conflictos intrapsíquicos o dificultades que derivan del propio transcurrir existencial del individuo en cada etapa del ciclo vital, promoviendo así un desarrollo favorable de sus relaciones intra e inter personales.

Alexander, V (s/f)

El ser humano no es un agregado de elementos yuxtapuestos; es un todo integrado que constituye un sistema dinámico, formado por muchos subsistemas como el físico, el biológico, el psicológico, el social, el cultural, el ético-moral y el espiritual. Todos juntos e integrados constituyen la personalidad, y su falta de integración o coordinación desencadena procesos patológicos de índole orgánica y/o psicológica.

Alexander, V (s/f)

El Counseling basado en el Enfoque Centrado en la Persona, es una carrera independiente con sus propios métodos de abordar el campo psíquico del ser humano tanto en lo individual como en lo grupal antes que aparezcan patologías, que, en caso de ser detectadas, serán abordadas por psicólogos, psicoanalistas y psiquiatras después de nuestra derivación. Un counselor está capacitado profesionalmente para detectar a tiempo cualquier anomalía psicológica en el individuo.

El orientador, el counselor o consultor psicológico, como profesional de la salud atiende las dificultades psicológicas por las que atraviesan las personas, incluyendo los conflictos interpersonales que se atraviesan durante la existencia. Estas dificultades forman parte del proceso normal de la vida y no constituyen una enfermedad. Por eso es importante entender que el consultor trabaja aspectos sanos de la persona, corriéndose del paradigma tradicional salud-enfermedad.

Es en este sentido que el counseling se diferencia de la psicología Clínica y de su modelo de relación psicólogo-paciente en el cual éste último acude en búsqueda de un proceso curativo. El counselor atiende consultantes, no pacientes. Y en su abordaje terapéutico no persigue un propósito curativo porque no está tratando con patologías, por eso trabaja en el ámbito de la prevención, promoviendo salud desde su propio marco teórico.

El ECP Implica para el consultor, un modo de ver y entender la realidad y de ver el ser humano, la enfermedad, la salud y la terapia, así como una posición filosófica ante la vida que involucra toda su existencia. La práctica concreta del ECP, exige, de parte del consultor, un compromiso con valores plenamente humanistas y espirituales.

Portal de significados.com (2017)

Se conoce como counseling al término anglosajón que en español significa “asesoramiento”.

El counseling es una profesión desarrollada por el psicólogo americano Carl Rogers, en los años 50 en Estados Unidos, siendo conocida en Europa por los años 70. La misma consiste en un proceso de interacción entre el counselor y el cliente, con el objetivo de ayudar al individuo con respecto a un problema que atraviesa, bien sea en el ámbito laboral, familiar, amoroso, sexual, entre otros.

Como tal, el counseling parte de que todos los seres humanos poseen en ellos propios sin darse cuenta las herramientas o recursos necesarios para la resolución de conflictos, por lo que el counselor tiene la tarea de resolver el problema sirviéndose de técnicas que permiten la utilización del potencial del individuo, y así obtener el bienestar del propio.

El counselor no atiende individuos enfermos, ni patologías, únicamente a individuos que presentan problemas y el counseling se encarga de desarrollar las potencialidades o recursos internos que posee el individuo, para comprender sus problemas, y tomar la decisión correcta para mejorar su situación y conseguir un bienestar pleno y satisfactorio.

El counseling es una carrera profesional de la salud, autónoma, que se caracteriza por poseer sus propios principios y prácticas. Sin embargo, puede ser desarrollada por profesionales de otras áreas como abogados, psicólogos, médicos, educadores, entre otros.

Para Solano (2013)

No es lo mismo orientación psicológica que psicoterapia. La orientación es una ayuda prestada por un profesional sobre un tema en concreto, actividades o situaciones determinadas a las que no se sabe enfrentar una persona, en diversos ámbitos de su vida como la familia, la pareja o el trabajo. Esta situación de conflicto puede generar ansiedad u otros síntomas molestos que puede agravarse llegando a una psicopatología, y para esto sí vale la psicoterapia. La psicoterapia se usa cuando aparecen trastornos emocionales que se han vuelto crónicos y que afectan al que acude a una consulta de un psicólogo.
Por eso, se puede decir que la orientación psicológica tiene un objetivo de mantener la salud mental y lograr un equilibrio del funcionamiento psicosocial manteniendo una autoconfianza y autocomprensión a un nivel adecuados, consiguiendo que nuestras habilidades sociales y personales se desarrollen con normalidad.
Situaciones en las que la orientación psicológica es apropiada:

-Desarrollo personal.

-Corregir determinados comportamientos de un hijo adolescente.

-Problemas en las relaciones laborales.

-Problemas en la relación con la pareja.
Y en general en aquellas situaciones que no requieren una intervención psicoterapéutica y sí una ayuda profesional que aporte pautas de comportamiento a fin de cambiar esas situaciones problemáticas.

Pico (2017)

Como siempre recordamos, el profesional especializado en el comportamiento humano es el psicólogo. La psicología es la ciencia encargada de trasladar sus conocimientos en beneficio del comportamiento humano, ya sea mediante psicoterapia, coachingmentoring, asesoramiento, cousenling u orientación. Un psicólogo puede ser todo eso, pero todos esos no tienen por qué ser psicólogos.

No obstante, cabe recordar que, aunque el psicólogo sea el especialista en conducta humana, existen otros profesionales especializados en algunas de estas herramientas de desarrollo personal que realizan también estas funciones, salvo la psicoterapia sobre la salud que solo pueden realizarla especialistas en psicología clínica y sanitaria. Otros profesionales que realicen en cierto modo funciones de mejoría personal del individuo pueden ser los educadores, maestros, pedagogos, psicopedagogos, entrenadores deportivos profesionales, terapeutas, trabajadores sociales o incluso los tan de moda coach (ejecutivo, educativo, laboral, personal, etc.) siempre y cuando estén debidamente formados en las competencias relacionadas.

Si tienes prisa y no quieres leerte el artículo entero, ni liarte con tanta terminación «-ing», el paralelismo básico de cada término, desde mi punto de vista, es la que sigue:

  • Coaching: entrenamiento.
  • Psicoterapia: mejora problemas de la salud.
  • Asesoramiento: transferencia de conocimiento.
  • Mentoring: tutorización.
  • Counseling: consejo, consulta.
  • Orientación: guía.
  • El coaching está enfocado a guiar o entrenar a personas que no tienen un problema de salud mientras que la psicoterapia se centra en resolver problemas de índole patológica, a problemas psicológicos diagnosticados.
  • El coaching trabaja con clientes (el coachee) que buscan mejorar su desempeño y potencial en un área concreta (ejecutivo, educativo, deportivo, personal…) y en la psicoterapia los clientes son a su vez pacientes con una patología, la cual es la que le impide desarrollar sus habilidades personales y su desarrollo personal.
  • En el coaching es el cliente el responsable en desarrollar sus competencias. Es como el que va al gimnasio, por mucho que el entrenador le diga que tiene que salir a correr, el responsable de salir a correr es cliente. Mientras tanto, el psicoterapeuta desarrolla las competencias necesarias junto con el cliente para lograr el objetivo.

En este caso, el asesoramiento se trata de un proceso más lineal donde el asesor se encuentra levemente por encima del cliente, en el sentido de que el cliente acude al asesor porque cree que es un profesional experto en una materia que el cliente no domina. Por lo tanto, se transfiere conocimiento. Ejemplo: no sé realizar una tarea (por ejemplo, una técnica de dinámica de grupo) y acudo a un asesor, en este caso un psicólogo, para que me informe, forme o ejecute una tarea para la cual él es el experto.

el mentor ha de ser un experto en la materia en la que se está trabajando y ejercer desde ahí de guía y tutor hacia el objetivo marcado, que tanto puede ser formativo como tener una meta más definida en el tiempo (elaborar un trabajo de fin de carrera, iniciar una empresa, aprender un oficio, etc.). El mentor por tanto lo que hace es transmitir su experiencia, a parte de su conocimiento, en el campo tratado. El cliente en este caso es un aprendiz (mentoree).

el counseling comparte ciertas características con el asesoramiento psicológico, el coaching y resto de disciplinas. El counselor es aquella persona a la que se acude para realizar una consulta determinada, en la que el cliente (counselee) espera recibir un asesoramiento, indicación, orientación o información que le sea útil para mejorar una situación personal de cualquier tipo (profesional, educativa, personal, etc.) que le facilite la toma de decisión de forma autónoma. El counseling es una herramienta más global de la cual se nutren el resto. De hecho, este vocablo está muy extendido en américa para definir al orientador, asesor o consejero en general.

Por counseling quizás no sea conocido, pero realmente es gran parte del trabajo realizado en las consultorías psicológicas ya que su carácter más general engloba mucho más la mejora del desarrollo personal que el coaching o el mentoring, más focalizados en la consecución de una meta concreta. El counseling propicia más el desarrollo integral de la persona tanto a nivel psicológico, social, profesional y vital en general.

Otras profesiones de ayuda (helping professions), como la psiquiatría y la psicología clínica, se concentran primariamente en el tratamiento de trastornos emocionales graves. El trabajo social atiende básicamente los aspectos sociales y legales de la asistencia a otras personas. En cambio, Wikipedia.

González, M (2008) ¿Qué es la Orientación (Counseling) y qué es la Psicoterapia?

¿Qué es la Orientación?

La Orientación o también llamado Counseling es la disciplina de apoyo que integra de manera científica conocimientos del campo de la filosofía, la psicología, la sociología, la educación, la medicina y la antropología con la intención de asistir al ser humano en el proceso de crecimiento, desarrollo y despliegue de sus potencialidades. La integración de estas disciplinas hace de la Orientación- Counseling una profesión única, propiciando en los/las consultantes un bienestar más satisfactorio

¿Qué hace un Orientador?

Un Orientador apoya al o a la consultante a enfrentar problemáticas de la vida presente, resolver situaciones actuales y facilitar procesos personales.

La Orientación como actividad profesional dependiendo del país del que se trate, puede recibir diversas denominaciones tales como consejería, consultoría, consejería psicológica, consultoría psicológica, asesoramiento, counseling, guidance y/o desarrollo humano.

Es importante señalar que el objetivo del Orientador o Consultor no es la curación de patologías mentales sino la atención preventiva, la promoción de la salud, la educación, la toma de conciencia y el desarrollo personal, dirigido a seres humanos consideradas normales de acuerdo a los parámetros de la psicología moderna que enfrentan conflictos y problemas de diversa índole en forma casi cotidiana pero mantienen su capacidad y expectativa de crecer y alcanzar un mayor bienestar.

El campo de acción de la Orientación o Counseling es amplio: no sólo trabaja con personas a nivel individual sino también con organizaciones (empresas, instituciones y grupos de otra índole) cuya labor es promover una mejor comunicación y facilitar la optimización de las relaciones humanas, actuando en la prevención de conflictos organizacionales, planeando estrategias y promover el crecimiento personal y grupal. También está capacitado para diseñar e impartir talleres encaminados al desarrollo humano.

¿Qué es la Psicoterapia?

a palabra PSICOTERAPIA proviene de therapia – que significa tratar, cuidar y psiquis que se refiere a la mente, por tanto, psicoterapia es un proceso de búsqueda de conocimiento y desarrollo personal y de apoyo.

La psicoterapia es un tratamiento científico, de naturaleza psicológica que promueve el desarrollo individual y grupal mediante la integración de las partes de la personalidad facilitando así la recuperación de las potencialidades del ser humano y reestableciendo el bienestar emocional y psicológico de las personas o grupos tales como la pareja o la familia

Dentro de la psicoterapia existe una gran diversidad de corrientes, enfoques y conceptos teóricos aplicados al ámbito psicoterapéutico, que dan origen a otras tantas maneras de promover el cambio en la persona. Sin embargo, dos características que unifican a la psicoterapia son:

  1. El contacto entre el psicoterapeuta y quien le consulta, principalmente a través del diálogo. Tradicionalmente se ha dado a nivel presencial, es decir “cara a cara”. Sin embargo, ofrecer psicoterapia online, es una alternativa que cada vez va en aumento, usando otras vías para establecer dicho contacto tales como el chat hablado, escrito o videoconferencia.
  2. La calidad de «relación terapéutica», esto es, una relación de apoyo destinada a generar un cambio en quien consulta.
  3. Debido a la naturaleza de las comunicaciones que se establecen dentro de esta relación, es importante que el psicoterapeuta mantenga la privacidad o confidencialidad de la información intercambiada, (que es una de las consideraciones éticas para el ejercicio de la psicoterapia). Por esto, la habilitación de quienes ejercen la psicoterapia requiere de un proceso de formación y entrenamiento.

¿Qué es un Psicoterapeuta?

Es un profesional de la salud que, tras la consecución de su titulación universitaria, ha realizado una formación específica en el área de la Psicoterapia, en una institución reconocida. Posee no sólo conocimientos, sino que también dispone de herramientas, aptitudes, técnicas, habilidades y la actitud interior de honestidad, responsabilidad, respeto y compromiso para apoyar en el reestablecimiento del bienestar emocional.

Es importante destacar que un Psicoterapeuta no es un adoctrinador, alguien que va a imponer sus valores morales, creencias y verdades propias. Tampoco es un juez que va a decidir si la persona está acertada o equivocada o a dar su parecer sobre lo que piensa acerca de este o de aquel comportamiento. Es alguien que hará una propuesta de relación de respeto, aceptando a la persona como es, con sus particularidades, incondicionalmente. Recordando que aceptar no significa concordar.

¿Cuándo acudir a un Psicoterapeuta?

González, (2008)

Además de que sea indicado por un profesional de la Salud, o del ámbito educativo o social, la indicación de acudir a consultar con un profesional de la Psicoterapia se basa en la propia percepción de síntomas o malestar, sin que muchas veces sea evidente la causa que los motivan, como son la persistente sensación de malestar, insatisfacción inmotivada, problemas de comportamiento o adaptación, fatiga o tristeza crónicas, peso o pautas de alimentación inadecuadas, dificultad prolongada de conciliar el sueño, insatisfacción sexual, necesidad de estimulantes o tranquilizantes, tensión en las relaciones humanas, sentimientos de soledad, conflictos de pareja, incomunicación o violencia en la familia; fracaso escolar; enfermedades físicas recurrentes; problemas con la bebida; miedo inmotivado; consumo de drogas… y cualquier otra condición de vida o experiencia caracterizada por el sufrimiento personal. Y en general cuando la persona esté dispuesta a reestablecer su salud psicológica y a mejorar su calidad de vida emocional que, sin duda, repercutirá en todas las áreas de su vida.

Vera, G (2003)

Naturaleza de la relación de orientación según corrientes teóricas

La relación de orientación (RDO) se caracteriza por las corrientes teóricas que la sustentan y desde las cuales opera el orientador, el siguiente resumen permite distinguir las diversas visiones de RDO en la literatura especializada.

Relación de orientación conductual

Desde la perspectiva conductual, la RDO se concibe como un vehículo para la implementación de las técnicas conductuales. El papel del orientador consiste en instruir al cliente en la utilización de la tecnología conductual apropiada para solucionar su problema o situación de consulta. El orientador es visto como un reforzador social y un modelo para el cliente.  Los eventos que ocurren durante la relación son considerados como procesos de aprendizajes, mediante los cuales e orientador refuerza y modela las conductas objetos del proceso orientador o tratamiento.

2. Relación de orientación cognitiva.

La RDO cognitiva es impregnada por una visión de “empirismo colaborativo.” En

el cual, orientador-orientado trabajan juntos en el establecimiento de las metas, acuerdan los asuntos a tratar en cada sesión de orientación, buscan y examinan juntos la evidencia a favor o en contra de las creencias de los clientes. El papel del

orientador es actuar de un modo directivo, más como un entrenador, educador, guía.

La RDO cognitiva considera a la relación de orientación como una relación de experto-a-experto desde la inspiración de un procedimiento científico. Bajo un ambiente colaborador, ambos funcionan como un equipo de investigación, en ese contexto, los pensamientos del cliente son considerados como hipótesis a verificar. Ambos examinan la evidencia disponible, diseñan experimentos para probar las hipótesis del cliente. La evidencia resultante se analiza con rigor lógico para apoyar o refutar las cogniciones del cliente. La relación de orientación es considerada como necesaria, pero no fundamental, ni suficiente, para el proceso o tratamiento cognitivo ni para los resultados.

3. Relación de orientación psicodinámica

Desde esta perspectiva teórica, se considera que la RDO es importante por Cuanto es considerada como un campo privilegiado para el análisis de los conflictos del cliente, pero no como que la RDO tenga algún valor terapéutico en sí mismo. El estudio de la RDO permite detectar la índole de la transferencia del orientado y de la contratransferencia del orientador. -La eficacia de la RD0 estar determinada por el insignt que logre el orientado a partir de las interpretaciones que le brinda el orientador. A parte de proveer de interpretaciones al orientado, el orientador psicoanalítico debe controlar sus reacciones de modo que no manifieste sus verdaderas características, por lo tanto, el orientador debe actuar como una pantalla

en blanco que refleje solo lo que el orientado proyecta en él. La RDO psicoanalítica

es considerada como importante para el proceso, pero se observa como algo a examinar no como algo que pueda ser utilizado como una palanca para el cambio.

4. Relación de orientación sistémica

Desde los enfoques sistémicos, se puede derivar una visión del orientador como

un experto, quien asume actitudes más directivas, y quien suele tener un grado considerable de creatividad. La RDO en estas terapias, demanda mucho del empleo

del sí mismo. El orientador debe integrarse así mismo en un sistema de personas interdependientes. La forma como el orientador se inserta en el sistema constituye

un modelo y un punto de referencia para entender e interactuar a los miembros de

Sistema.

5. Relación de orientación humanista-existencial

En este modelo, la RDO es considerada fundamental y necesaria para el éxito del proceso orientador. El cambio se produce por cuanto el conflicto humano es Considerado como de origen relacional y la calidad del encuentro orientador constituye en el marco adecuado para lograr el cambio y crecimiento del orientado. El orientador se organiza a partir del principio que el orientador es una forma en persona sólida, Congruente, y capaz de valorar y aceptar al otro de forma incondicional.

Establecimiento de las condiciones facilitadoras del encuentro

Las siguientes son factores indispensables que facilitan la conducción del proceso de orientación para el cambio efectivo del cliente y sus circunstancias:

1. La cualidad del encuentro es de persona a persona.

2. El papel del orientador es el de estar presente para el cliente.

3. El orientador es competente para modelar conductas saludables y auténticas.

4. El papel del orientador es basado en sus actitudes y su forma de ser, más que

en las técnicas y estrategias que utiliza en el encuentro.

5. Para el funcionamiento óptimo del proceso de la entrevista, el orientador debe

tener un buen contacto con sus clientes y ser centrado con los mismos.

6. Un orientador que no es capaz de estar en tono sensitivo con sus propias reacciones hacia el cliente, corre el riesgo de convertirse en un técnico, más que un artista. Además de posiblemente dañar al cliente.

7. A través del encuentro orientador, el orientador asiste al cliente en el desarrollo progresivo de su capacidad para darse cuenta (awareness) acerca de lo que ellos están experimentando en el momento presente.

8. La relación de orientación de tu-a-tu favorecen que el cliente experimente la

seguridad necesaria para actuar por si mismo.

9. Awareness emerge en el contexto de una relación genuina entre el orientador

y orientado.

10. El trabajo básico de orientación es ejecutado por los clientes, el trabajo del

orientador es la creación de un clima mediante el cual el cliente es estimulado asumir nuevas formas de ser, tomar decisiones y de actuar.

El enfoque centrado en la persona ha contribuido para entender el papel central del orientador durante el proceso de crecimiento y desarrollo de los clientes. Tre características personales, o actitudes, del orientador son fundamentales por cuanto

forman la esencia necesaria para el establecimiento de una relación de orientación sana, productiva, y satisfactoria.

Congruencia.

Lo cual idica que como orientador se es una persona real, sólida y tangible antes, durante y después del encuentro orientador. Con lo cual guardas consistencia con los postulados básicos de la orientación.

d. Genuinidad y Aceptación.

En el trabajo de orientación, el orientador necesita comunicar su interés real

 Genuino por el bienestar del cliente y sus asuntos. Este interés debe ser sentido y presado en forma incondicional mientras que se le comunica al cliente que se le acepta tal cual el cliente es. Mediante la aceptación, le comunicamos al cliente que el mismo tiene derecho a experimentar sus propios sentimientos Y a tener sus propias creencias.

e. Empatía.

Una tarea central del orientador es comprender en forma sensitiva y exacta las experiencias y sentimientos del cliente tal cual ese cliente los experimenta y revela durante la entrevista. La empatía requiere de una comprensión profunda del mundo

subjetivo interno del cliente. Y de un sentido de identificación personal con la experiencia que el cliente nos comunica. La Comprensión Empática es el proceso mediante el cual el orientador experimenta el mundo subjetivo del cliente como si fuera propio. Este proceso se logra cuando el orientador reproduce en sí mismos los matices de los sentimientos y pensamientos del mundo subjetivo del cliente y los cuales les comunica como un espejo al cliente durante la entrevista.

Vera, G (2003) Entrevista en Orientación. Universidad del Zulia.

La orientación en sexología. ¿Hacia dónde y hasta dónde?

La orientación desde el CIPPSV.

Los Estudios Avanzados que dicta el CIPPSV, permiten el análisis, diagnóstico y orientación de la Conducta Humana y pueden ser cursados por cualquier profesional universitario. Ello ha permitido que, a la fecha, el CIPPSV haya organizado y puesto en marcha los siguientes Programas: 1.-Maestría en Ciencias, Mención Sexología Médica. 2.- Maestría en Ciencias, Mención Orientación en Sexología. 3.- Maestría en Ciencias, Mención Orientación de la Conducta. 4.- Maestría en Ciencias, Mención Orientación en Educación Para Padres. 5.- Maestría en Ciencias, Mención Terapia de la Conducta. 6.- Especialización en Terapia de la Conducta Infantil.1

Para ello toma los enfoques Doctrinarios de Bianco, con los cuales se realiza la orientación de la conducta.

Lo que a continuación leerá tiene por intensión aclarar el horizonte en relación con las dudas frecuentes que se presentan en relación con la disciplina de la orientación, es decir, cuál es su propósito esencial, quienes la pueden ejercer, hasta dónde es su alcance, y su diferenciación con otras disciplinas o ciencias afines.

  • Si no sabes qué tipo de experiencia sexual deseas vivir, necesitas un orientador en sexología.
  • Si sabes qué tipo de experiencia sexual deseas vivir y tienes conocimientos sobre la materia, pero no sabes cómo conseguirlo, necesitas un coach sexual.
  • Si sabes qué tipo de tipo de experiencia sexual deseas vivir, pero te gustaría adquirir experiencia y te tutoricen, necesitas un mentor sexual.
  • Si quieres un tipo de experiencia sexual pero no sabes por dónde empezar, necesitas un asesor u orientador en sexología.
  • Si quieres un tipo de experiencia sexual pero no tienes tiempo, no te organizas y te supera la situación, necesitas un counselor, asesor u orientador en sexología.
  • Si quieres un tipo de experiencia sexual junto a un amigo imaginario u obligar a alguien a la fuerza, o a alguien que no está facultado, biológica, cronológica o psicológicamente para decidir por sí mismo, necesitas un psicólogo clínico y su posterior psicoterapia.

Asesoramiento clínico. Moles, 2011.

La asesoría clínica representa un cuerpo de conocimientos que recoge sus datos en numerosas profesiones. (psicología, medicina, sociología, antropología, estadística) relacionadas con ella. Todas las cuales tienen como propósito constituir una función de ayuda.

También lo define como:

Aquella relación de ayuda profesional en donde una de las partes, denominada asesor, interviene en la identificación y corrección de aquellas variables biológicas y cognitivas que en interrelación con el desenvolvimiento conductual del asesorado le generan malestar y desadaptación en el entorno ambiental.

De manera general, la asesoría clínica contempla los siguientes objetivos:

  1. Crear un reconocimiento de los alcances y magnitud que revisten los aprendizajes necesarios para ejercer con pericia la asesoría.
  2. Ayudar a que se implementen adecuadamente los procedimientos a ser utilizados
  3. Conocer los resultados de la investigación en el área, sus alcances y limitaciones.

La asesoría clínica vista desde la Terapia y la Orientación.

La asesoría clínica abarca la asistencia a diferentes tipos de personas, las cuales presentan diversos niveles de desajustes:

  1. Algunos de ellos han alterado moderadamente todo lo referente a los procesos cognitivos y comportamentales.
  2. Han incidido en la preservación de la fisiología como tal, de tal manera que necesita por parte del asesor una profunda revisión.
  3. Un número importante de sujetos asiste a la asesoría clínica en busca de una clarificación y estrategia a seguir hacia una determinada área de conflicto sin que más allá del mismo existan alteraciones importantes tanto cognitivas como conductuales, el asesor establecerá un proceso clarificador y preventivo hacia otras posibles manifestaciones conflictivas.

Sobre la base de lo expuesto, entendemos en el proceso de asesoramiento clínico dos niveles de intervención que denominamos “Terapia y Orientación”

Terapia

En un sentido semántico el termino terapia tiene que ver con curar, de tal manera que, cuando hacemos referencia a un proceso terapéutico lo entendemos tradicionalmente como una actividad médica en donde se hace uso de remedios para aliviar, curar o evitar enfermedades. Sin embargo, en la actualidad médica la salud integral se considera algo más que la ausencia de una enfermedad somática, se cataloga como un equilibrio bio-psico-social por lo que se ha hecho necesario el individuo como un todo. En este orden de ideas tiene su aparición la psicoterapia.

Terapia sexual

Todo abordaje terapéutico sexual, debe ir más allá de la corrección de una alteración física determinada, la cual ha podido tener una etiología multicausal.

Necesita dotar al individuo de un sistema de creencias, actitudes y habilidades que le permita tener una percepción sana, productiva y adaptativa de su sexualidad. una adecuada terapia sexual, no es, por tanto, únicamente correctiva, debe ser formativa en cuanto a la dotación de un estilo de vida que permita una comunicación asertiva con la pareja sexual, una claridad conceptual en cuanto a conocimientos se refiere, y un sentido de autoaceptación personal que permita el establecimiento una estrega erótica hacia la otra persona.

Toda terapia sexual se orienta según los siguientes objetivos generales:

Que la persona aprenda a dar y recibir, tanto en manifestaciones afectivas, eróticas y sexuales, más allá de los estereotipos sexuales rígidos de un determinado medio social.

Propiciar el aprendizaje de actividades eróticas, independientes del ejercicio de la función sexual. esto implica, no confundir sexualidad con sensualidad, entendiendo que la segunda forma parte de la primera, pero esto no significa que solamente debe manifestarse durante el ejercicio sexual.

Eliminación de los errores de concepto que puedan limitar la percepción del sujeto a la manifestación de su sexualidad.

Establecimiento de un repertorio de habilidades sexuales que permitan fomentar la creatividad, tanto en lo referente a la alternabilidad del ambiente, de las técnicas sexuales utilizadas, tanto en lo referente a la alternabilidad del ambiente, de las técnicas sexuales utilizadas e incluso del uso esporádico de aditivos sexuales.

A su vez, estos objetivos se desglosan en:

  1. Implementación de cogniciones operativas a la situación sexual.
  2. Contracondicionamiento de la respuesta sexual de ansiedad ante la situación sexual.
  3. Extinción del repertorio de evitación a la situación sexual
  4. Aprendizaje de expresión de emociones ante la situación sexual.

Estrategias fundamentales de la terapia sexual:

  • Reorganización cognitiva
  • Desensibilización sistemática
  • Aproximaciones sucesivas y extinción de repertorios de conducta de evitación ante la situación sexual.
  • Entrenamiento en aserción
  • Reerotización sensorial y aprendizaje de destrezas sexuales.

Reorganización cognitiva:

El objetivo terapéutico está orientado a descatastrofizar el peligro que para el paciente supone no funcionar exitosamente en una relación sexual, ya sea por falta de erección, de orgasmo o de poco control eyaculatorio. Es importante recordar el hecho de que, independientemente de la causa específica que propicia una disfunción, las personas que la padecen suelen presentar una respuesta de ansiedad anticipatoria, la misma le lleva a  distorsiones perceptivas de la realidad y todo esto está asociado a pensamientos y conductas que la refuerzan y que pudieran caracterizarse por el automonitoreo de sus actuaciones y por pensamientos como  “no voy a funcionar”, Se van a burlar de mí, estoy haciendo el ridículo, nunca me curaré.

Por su puesto gran parte de lo señalado es producto de una inadecuada información acerca de lo que realmente es la sexualidad, de actitudes sociales inoperantes acerca de cómo debemos funcionar sexualmente y de valores exagerados acerca de qué esperar de nosotros de acuerdo a nuestro sexo.

Esta reorganización cognitiva supone:

  1. Demostrar al sujeto que su enfermedad es explicable y producto, al menos en buen parte, de un inadecuado aprendizaje.
  2. Demostrar al sujeto que no es culpable de la alteración, simplemente porque no escogió (al menos en buena parte) las contingencias de aprendizaje.
  3. Demostrar al sujeto cómo siendo su conducta aprendida, las posibilidades de extinguirla, y por consiguiente de Re implementar su fisiología es altamente factible.
  4. Demostrar al sujeto cómo sus creencias anticipatorias de fracaso son causantes directas del agravamiento de su problema
  5. Demostrar al sujeto como ante toda relación hay al menos la intervención de dos personas, por lo que ninguna de las partes es responsable directo y único del buen funcionamiento de ella y del placer que la otra parte obtenga o deje de obtener
  6. Demostrar al sujeto como todo el cuerpo humano está preparado (y no solamente el aparato genital) para la respuesta sexual.

La desensibilización sistemática

La desensibilización sistemática es sin duda una técnica bastante utilizada en los pacientes disfuncionales suele estar presente como programa de contra condicionamiento por inhibición recíproca a la respuesta de ansiedad. La idea es ir apareando en el sujeto, situaciones de acercamiento sexual progresivo, mientras fisiológicamente se mantiene en un estado de relajación.

Aproximaciones sucesivas

Al hablar de aproximaciones sucesivas, nos estamos refiriendo a un programa de implementación de una conducta, que al menos en la actualidad, no se encuentra en el repertorio del individuo. Esto implica seleccionar conductas previas cuya ejecución faciliten otras posteriores, y así sucesivamente hasta llegar a la conducta meta. por ejemplo: si la meta conductual a lograr es el funcionamiento con su pareja sexual, el sujeto deberá por tanto efectuar una serie de actividades eróticas las cuales progresivamente lo van acercando a la situación coital exitosa.

Entrenamiento en aserción

Es parte fundamental de todo tratamiento sexual realmente integral, porque la presencia de un estado ansioso, obstaculiza sin duda la expresión comunicacional, no solo durante el ejercicio de la actividad sexual, en muchos casos en otros aspectos de la relación de pareja.

Psicoterapia

Implica la utilización de métodos psicológicos para el abordaje en alteraciones de la personalidad y sus manifestaciones.

La psicoterapia insiste en la profunda intervención de aquellas variables cognitivas y conductuales que afectan la personalidad interesándose por aliviar y curar los estados patológicos.

Orientación

Se aboca mas a establecer un plan de trabajo racional que implique la información, clarificación de conceptos, corrección de falsas creencias en la solución de los problemas y en el apoyo para las presiones de situaciones que surgen en la vida cotidiana de personas que presentan necesariamente ninguna patología en particular.

El proceso de asesoría de la terapia y la orientación.

 El proceso de asesoría es más corto en el nivel propio de la orientación que en el de la terapia.

Tanto la orientación como la terapia, siendo como son, procesos del crecimiento humano, constantemente afrontan interrogantes sobre todo lo que tiene que ver con la visión de la vida, la ética sustentada en principios, valores, las metas y proyectos a lograr, es decir, un proceso de asesoría es más que una aplicación de técnicas, es una filosofía de vida, tiene por tanto una dimensión filosófica constituida por premisas y planteamientos. (p. 71)

Todo proceso de asesoría clínica debe tener unas metas de trabajo, unos objetivos a lograr más allá de la eliminación específica del motivo de la consulta, ya que éste puede ser la punta del iceberg. (p. 72)

Es entender que buena parte de conductas desadaptativas específicas son el resultado de un repertorio más amplio cognitivo comportamental, el cual, hasta no ser abordado y corregido seguirá incidiendo negativamente en el individuo.

En líneas generales podemos referirnos a tres grandes metas a obtener en un proceso de asesoría clínica ya sea de orientación o la terapia:

  1. Metas del proceso técnico
  2. Metas del asesorado
  3. Metas filosóficas

Las metas del proceso técnico como tal tienen que ver con todo lo relativo a la comunicación asesor-asesorado, cumplimiento del horario pautado, referencia interconsulta cuando fuese necesario, conocimiento y aceptación de las técnicas a ser utilizadas, involucración de las personas adherentes al paciente o consultante que tienen relación con la problemática a tratar.

las metas del asesorado son muy especificas al motivo de consulta, esto implica la clarificación, alivio o curación de la sintomatología presente que fue el origen de la búsqueda de asistencia profesional.

Las metas filosóficas vienen a ser los objetivos finales de un proceso de crecimiento personal a lo largo de la asesoría clínica, obviamente este tipo de metas se integra más propiamente dentro de un programa terapéutico como tal, ya que como hemos señalado un programa de orientación tiende a ser más concreto y de manejo racional a determinada situación no patológica, no obstante, es importante aclarar que hay procesos de orientación que definitivamente se involucran con el asesorado a niveles que van más allá de lo señalado anteriormente.

Dentro de las metas filosóficas a lograr pudiésemos mencionar:

  • El sentido saludable de independencia.
  • La espontaneidad.
  • El vivir responsablemente el aquí y el ahora.
  • El desarrollo de la confianza y la autoestima.
  • La autenticidad.
  • El fortalecimiento de las percepciones basadas en la objetividad.
  • El fortalecimiento de un pragmatismo operativo.

Perfil del asesor

Un asesor no es un evaluador moral, no propugna en el asesorado su propio esquema de valores cuestionando el del consultante. La aceptación, la comprensión y la sinceridad deben ser las tres actitudes básicas en todo proceso de asesoramiento clínico.

Es importante recordar que el asesoramiento es una relación de ayuda profesional, no es una reunión de amigos, por consiguiente le corresponde al asesor la implantación de las “reglas de juego” y su cumplimiento, pero bajo el entorno de respeto a la persona humana con su derecho a la individualidad y a la discusión de la conveniencia para él o ella de sus esquemas de actuación y pensamiento.

Actitudes que debe tener presente el asesor frente al asesorado

Walker y Shea (citado en Moles, 2013) proponen un conjunto de pautas que pueden ser de utilidad en el establecimiento de las actitudes que todo asesor debe tener presente con el asesorado:

  1. Sea personal: demuestre a la persona que Ud. es un amigo quien él le preocupa y por tanto esta interesado en su bienestar.
  2. Enfoque el proceso terapéutico hacia la conducta presente del individuo, no hacia conductas pasadas. Acepte los sentimientos que exprese el indiviuo, pero no trate de encontrar los motivos inconscientes. Formule preguntas que se inicien con: “qué”, “Cómo”, “Quién” pero limite aquellas que comiencen con un “porqué”.
  3. No regañe, predique o haga juicios de valor sobre la conducta del individuo.
  4. Ayude al individuo a formular un plan práctico para mejorar su conducta responsable. La planeación es un esfuerzo cooperativo.
  5. Anime al individuo a aceptar abiertamente un compromiso al plan mutuamente aceptado.
  6. No acepte las excusas de los individuos por su conducta irresponsable. Cuando falle un plan o no pueda implementarse, desarrolle otro.
  7. No castigue al individuo por una conducta irresponsable. Como principio general, permita que él se dé cuenta de las consecuencias lógicas de la conducta irresponsable a menos que estas sean irracionalmente dañinas.
  8. De apoyo y seguridad durante todo el proceso terapéutico. (p. 76)

Principios éticos del asesor clínico.

Moles (2013)

  • El asesor clínico está obligado a mantener las más altas normas de excelencia no adjudicándose capacidades y atribuciones que no posea. Este punto es importante porque hay oportunidades en donde un determinado profesional se publicita en áreas fuera de su competencia; en un sentido estrictamente legal pudiese incurrir en fraude.
  • Es obligación del asesor clínico respetar la integridad del paciente o consultante y proteger su bienestar, así pues, debe preservarse la confidencialidad de la información suministrada dentro de la privacidad de la consulta.
  • En caso de que determinado comportamiento del consultante o paciente pudiese incurrir en daños a un tercero o a sí mismo, el asesor puede comunicar al sujeto la necesidad que tiene de hacer pública la información en caso de que haya intento de asumirla.
  • En el caso de que sea necesario la referencia del asesorado a otro profesional con mayor experiencia o especializado en el área que compete el caso, es responsabilidad del asesor todos los pasos que amerite el proceso, esto implica que un asesor no puede dejar desvalido profesionalmente al asesorado hasta que otro profesional efectivamente lo haya reemplazado.
  •  Si van a ser utilizados durante el proceso de asesoramiento pruebas y test psicológicos, el asesorado debe de estar en conocimiento del uso de los resultados y aceptar la aplicación de estos.
  • En términos generales se considera contrario a la ética registrar o grabar información sin el consentimiento del asesorado, debemos acotar sin embargo que pudiese existir casos en donde sea preferible como parte de las metas del proceso, no dar la información, pero esto debe ser la excepción y no la regla.
  • El asesor deberá presentar sus hallazgos clínicos en la forma que mejor sirva a los intereses del asesorado.
  • No deberá revelar informes clínicos sobre un paciente o consultante más que a personas profesionales a quienes razonablemente puedan considerarse aliados del asesor en sus esfuerzos por ayudar al asesorado, debiendo obtener el consentimiento de éste antes de permitir ninguna comunicación que exceda esto lineamientos habituales.

La naturaleza humana y los modelos teóricos fundamentales.

La naturaleza del ser humano se ha enmarcado en tres pilares fundamentales como lo son el biológico, el psicológico y el social que engloban la capacidad de funcionamiento, el modo de pensar y sentir y el sentido de actuación.

Los tres modelos teóricos fundamentales asumen posturas jerárquicas en cuanto a la dependencia de cualquiera de los pilares mencionados respecto a los otros dos, así hablamos de una concepción organicista, expresada en la práctica clínica por el modelo médico; una concepción mentalista, que ha sido liderada clínicamente por el psicoanálisis y todas sus derivaciones psicodinámicas; y una concepción ambientalista, que ha tenido en la vanguardia clínica la denominada Terapia de la conducta, en la actualidad, terapia cognitiva- conductual.

Estos modelos tratan de explicar la naturaleza del ser humano desde una visión epistemológica, construyendo una teoría de la personalidad que permita entender el cómo y porqué de su actuación, de acuerdo con sus características individuales, así como encontrar las variables que entran en acción en cuanto a comportamientos calificados de anormales, desadaptados, desajustados o enfermos.

Trasladando las ideas expresadas en el campo de la sexualidad y al estilo de abordaje terapéutico que se ha adoptado en las posibles alteraciones debemos comenzar por fijar una posición conceptual ante esta disciplina científica. Entendemos la Sexología como la rama del conocimiento que estudia el desarrollo y mantenimiento del comportamiento sexual en sus múltiples variantes, discriminando las posibles patologías desde las diferentes perspectivas: la fisiológica, la cognoscitiva, la emotiva y la conductual. (p. 113).

La concepción ambientalista: El modelo conductual y Cognitivo conductual.

Moles (2013; p. 118-119)

El Modelo Conductual dio un giro a las posturas clínicas establecidas al desechar la intervención de variables mentalistas no observables y considerar el aprendizaje como motor principal del desarrollo y mantenimiento de las conductuales en consecuencia directa de trastornos orgánicos, es irrelevante la explicación sustentada en construcción teóricos y mas bien es el análisis de la interacción sujeto-ambiente el método a seguir.

El modelo conductual se distancia de la postura endógena tanto biológica como mentalista para abrazar un paradigma ambientalista. Una posición teórica como esta, supuso un radicalismo exógeno en cuanto a desechar todo proceso no observable; así la conducta era suficiente para explicar las emociones.

Al trasladar el modelo conductual al estudio de la sexualidad humana quedo bien establecido como la importancia de lo biológico quedaba limitado a un repertorio fisiológico de activación de respuesta. Pero de allí en adelante eran las condiciones de aprendizaje las que explicaban los comportamientos exhibidos ya fuera estos individuales, sociales o culturales.

El modelo conductista respecto al abordaje de las alteraciones sexuales representó la ruptura de paradigmas psicopatológico hacia muchos comportamientos hasta ese momento considerados “enfermos”, por consiguiente, la forma como fueron abordados terapéuticamente estaba más bien en función de modificar las condiciones ambientales condicionantes con el fin de desarrollar y fortalecer nuevos repertorios de conductas más funcionales.

Ciertamente, el modelo conductual impulso el fortalecimiento de la sexología, hasta entonces disciplina dependiente de otras especialidades, ya fuese estas la psiquiatría, la urología o la ginecología, al centrarse a corto plazo como las propuestas de Master y Johnson en la década de los setenta; sin embargo, las investigaciones  sustentadas en el aprendizaje observacional de autores como Alber Bandura dieron a entender cómo la presencia de variables encubiertas podían mediar entre la presencia de un estímulo ambiental y la aparición de la conducta; estamos hablando del pensamiento consciente, más técnicamente cognición.

En el ámbito clínico autores como Alber Ellis y Aaron Beck se han esmerado en demostrar cómo era insuficiente el manejo del comportamiento inadecuado si paralelamente no se detectaban y confrontaban aquellas ideas que estaban afectando la percepción del sujeto hacia determinada situación, lo que originaba la aparición de los primeros; a diferencia de la posición psicodinámica lo importante no era encontrar los estados emocionales reprimidos sino averiguar los esquemas cognitivos manifiestos en el sujeto, sometidos dichos esquemas igualmente a condiciones de aprendizaje. El engranaje estaba hecho y de allí parte el actual modelo cognitivo conductual.

La terapia cognitivo – conductual con respecto a las alteraciones del comportamiento sexual se ha preocupado más por la forma de pensar y actuar respecto a la sexualidad por parte del sujeto, hombre o mujer que posee una determinada alteración de este tipo que, por el proceso fisiológico de la respuesta sexual, en el sentido de considerar la importantísima relevancia causal de estos factores.

Mucho se ha beneficiado la sexología como disciplina científica con la evolución de los modelos a que hemos hecho referencia. Hoy en día se le ha dado mucha independencia a esta rama del conocimiento, mas ello no implica de ninguna manera una auto suficiencia porque ninguna rama de la ciencia abocada al estudio del ser humano puede serlo, dada la complejidad de variables que entran en juego en el desarrollo de su identidad como especie.

El comportamiento sexual esta inmerso dentro de aspectos fisiológicos que son ciertamente su repertorio inicial de respuesta, pero a ello hay que sumar aspectos emocionales

La sexología es “la ciencia que estudia el desarrollo y mantenimiento del comportamiento sexual en sus múltiples variantes, discriminando las posibles patologías, todo ello bajo una triple perspectiva; fisiológica, la cognoscitiva y la conductual del concepto  emitido se desprende la correlación entre lo que soy, lo que siento, lo que creo y lo que hago. De Se entiende entonces la importancia en cuanto a la comprensión que el proceso de asesoramiento especializado en esta área se debe tener tanto en lo referente al sexo, que implica mi identidad como individuo y la función sexual, que tiene que ver con las acciones sexuales expresadas, afectivos, culturales, cognitivos y conductuales, que en su confluencia nos indican la manera de pensar hacia la sexualidad y de actuar ante la diversidad de situaciones que pueden hacerse presentes.

Terapia sexual

Las alteraciones de la conducta sexual son sin duda un tema complejo por los diferentes elementos tanto fisiológicos, cognitivos y comportamentales que intervienen. Diferentes posturas clínicas se han disputado en darle una determinada causalidad a las mismas, algunas de ellas se han abocado a investigar los motivos emocionales que conducen a ellas, otras se han abocado a investigar los motivos emocionales que conducen a ellas, otras por último se han centrado en la conducta misma, en los mecanismos no operativos de su aprendizaje para la modificación de ellos en repertorios ms exitosos.

Lo cierto es que independientemente de la concepción clínica que se tenga, la conducta sexual representa una forma muy particular de relacionarse los seres humanos, ya que, a diferencia de los animales, el hombre no solo toma su sexualidad como una acción reproductiva, muchas motivaciones, emociones y sentimientos, tal es el caso del afecto, el poder, la valorización personal, la estabilidad social, todas ellas son una buena parte causa y consecuencia de lo operativo o no se su desempeño.

Referencias consultadas

ALEXANDER, S. (s/f) Counseling: una profesión de ayuda http://articulando.com.uy/counseling/

 CIPPSV (1996) La formación del orientador en sexología a nivel de posgrado en el Centro de Investigaciones Psiquiátricas, Psicológicas y Sexológicas de Venezuela. Revista Sexología. 1996, (I), 67-89

COLABORADORES de Wikipedia. Counseling [en línea]. Wikipedia, La enciclopedia libre, 2019 [fecha de consulta: 14 de marzo del 2020]. Disponible en <https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Counseling&oldid=121726846>.

COLABORADORES de Wikipedia. Orientación (psicología) [en línea]. Wikipedia, La enciclopedia libre, 2019 [fecha de consulta: 14 de marzo del 2020]. Disponible en <https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Orientaci%C3%B3n_(psicolog%C3%ADa)&oldid=119997056>.

GONZÁLEZ, M (2008) ¿Qué es la Orientación (Counseling) y qué es la Psicoterapia? https://www.psicoterapias-online.com/%c2%bfque-es-la-orientacion-y-que-es-psicoterapia/

MARTI-GIL, C.; BARREDA-HERNANDEZ; MARCOS-PEREZ, G.  y  BARREIRA-HERNANDEZ, D.. Counseling: una herramienta para la mejora de la comunicación con el paciente. Farm Hosp. [online]. 2013, vol.37, n.3 pp.236-239. Disponible en: <http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130- 63432013000300007&lng=es&nrm=iso>. ISSN 2171-8695.  http://dx.doi.org/10.7399/FH.2013.37.3.559. Consultado   2020 marzo,14.

MARTÍNEZ, S. (2016) Counseling, qué es esta técnica psicológica https://revistadigital.inesem.es/educacion-sociedad/counseling/

MOLES (2004) Psicología conductual. 2da edución: Venezuela

MOLES (2011) Asesoramiento clínico. 3era edición. Venezuela: Editorial Miranda.

PICO (2017) https://psicopico.com/diferencias-coaching-psicoterapia-mentoring-counseling-asesoramiento-orientacion/

SIGNIFICADOS.COM. (2017) “Counseling”. Disponible en: https://www.significados.com/counseling/ Consultado: 14 de marzo de 2020, 02:50 pm.

SOLANO, G (2013)ORIENTACIÓN PSICOLÓGICA O PSICOTERAPIA http://ipsicologo.com/2013/02/orientacion-psicologica-o-psicoterapia.html

VERA, G (2003) Entrevista en Orientación. Universidad del Zulia.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *